Mediación familiar

Hemos conocido a una abogada muy molona…Estefanía de Mediar para no litigar especializada en derecho de familia y mediadora…Nos ha parecido un tema muy interesante, pues cuando se producen las separaciones entre adultos y hay niños, muchas veces ellos son los más perjudicados. La mediación familiar en Granada está aún en pañales, pero hay que decir que  nos plantea una alternativa de resolución de los conflictos pacíficamente, donde además las partes van a ser los actores y creadores de sus acuerdos.

Le planteamos una serie de preguntas a Estefanía para que nos contará más en profundidad qué es la mediación familiar. Os dejamos con sus respuestas.

 ¿Cuándo es necesaria la mediación, siempre o en qué casos es fundamental?

Cuando dos o más partes están en conflicto y buscan una vía legal alternativa a la judicial pueden acudir a mediación.

La mediación es un proceso legal de resolución de conflictos muy eficaz en ámbitos familiares, sociales, vecinales, laborales, empresariales, escolares, etc.

Pero sobre todo la mediación es la forma más eficaz y rápida de resolver conflictos familiares (separaciones, divorcios, herencias, liquidaciones, incumplimientos, etc.). En el ámbito familiar entre el 70% y el 80% de los casos que acuden a mediación consiguen acuerdos duraderos y satisfactorios.

¿En qué consiste?

La mediación es un proceso voluntario, confidencial y sencillo en el que las partes y el mediador, a través del dialogo y la negociación, buscan soluciones a cada uno de los temas en conflicto, valoran las más adecuadas y redactan acuerdos planificando como llevarlos a cabo.Las partes cuentan al mediador su conflicto, cómo les afecta, expresan sus necesidades, miedos e intereses, negocian y llegan a acuerdos.El mediador ayuda a recuperar el respeto y la comunicación, aporta ideas, resuelve dudas, desbloquea el conflicto, guía el proceso y ayuda a buscar soluciones legales que satisfagan a ambos y que sean beneficiosas para ellos y sus hijos, si los hay.

 ¿Coste económico del proceso de mediación y tiempo aproximado de este proceso?

Coste

En temas de familia el coste individual por sesión será de 50 a 70 euros.En asuntos vecinales, laborales, incumplimientos de contrato, etc. dependerá de la cantidad que se reclame y/o del proceso.La sesión informativa en mediación es gratuita

Duración

 La mediación durará lo que las partes necesiten para solucionar sus problemas y lograr acuerdos.Normalmente de 4 a 6 sesiones, de aproximadamente 1 hora de duración.La sesión informativa en mediación es gratuita

 Ventajas del proceso de mediación frente al proceso de separación “tradicional”

Mediación:

Proceso rápido, económico y eficaz

Confidencial, voluntario y sencillo

Soluciones ‘a medida’

Mejora la comunicación – relación

Acuerdos duraderos

Proceso judicial Contencioso

 Tasas, costas y largos procesos legales.

Las partes ven aireados sus problemas en un juzgado.

Las resoluciones no siempre se adaptan al caso y a las necesidades de las partes.

Muchos conflictos no se resuelven con la sentencia y aumentan los enfrentamientos.

 Las resoluciones judiciales no satisfacen a las partes y se producen incumplimientos.

 En definitiva, un proceso de mutuo acuerdo permite a las partes solucionar sus conflictos pacíficamente, pero la mediación además les ofrece la posibilidad de que participen directa y activamente en la negociación y en la elaboración de los acuerdos.

  ¿Cómo son las consecuencias de utilizar la mediación en un proceso de separación para los niños?

La forma en que afecta la crisis en los hijos depende de la relación de sus progenitores (antes, durante y después de la ruptura), y de la forma en que estos, y su entorno social/familiar, aceptan y se adaptan a la nueva situación.

Cuando los padres atraviesan un proceso de ruptura, sus hijos son una de sus mayores preocupaciones; por eso es tan importante que puedan comunicarse, negociar y llegar a acuerdos. La mediación familiar ofrece el proceso más eficaz para generar acuerdos rápidos y beneficiosos para toda la familia.

El mediador ayudará a los padres a anteponer las necesidades de los hijos durante las negociaciones y a reflexionar el modo en que las decisiones que tomen afectarán a los hijos.

Además, les orienta sobre cómo comunicar a los hijos la ruptura, les alerta sobre la importancia de prestar atención a los cambios que la ruptura puede provocar en ellos (tristeza, ira, rabietas, agresividad, etc.), les ayuda a diseñar su nueva organización familiar (quién va a cambiar de casa, con quién van a vivir, dónde va a vivir el otro progenitor, cómo/cuándo van a ver al padre que se va de casa, si va a haber cambios de colegio, barrio, amigos,…), etc.

Muchas veces los padres son incapaces de negociar pequeñas cuestiones,olvidándose de las consecuencias que ello tiene en sus hijos.

Algún momento de tu trabajo en el que te hayas sentido especialmente satisfecha o qué es para ti personalmente lo más satisfactorio de tu trabajo

 Para mí, lo mejor de mi trabajo, es observar la evolución de las partes durante el proceso. Cómo llegan confusos, estresados, pensando que son incapaces de negociar e incluso de hablar con la otra parte y poco a poco van recuperando la confianza en su capacidad para dialogar y negociar y se sorprenden al verse dando ideas, hablando con el otro y organizando su futuro.

Es enormemente gratificante ver cómo las partes llegan a acuerdos mirando al futuro y pensando en hacer las cosas para que sus hijos y ellos mismos se adapten a la nueva situación de la mejor manera posible.

Siempre me sorprende la capacidad de las partes en conflicto en gestionar y buscar soluciones a sus problemas cuando se les ofrece la oportunidad, el lugar y los medios adecuados.

 ¿Somos los adultos “adultos” en un proceso de separación?

No, no somos tan “adultos” como deberíamos. La ruptura provoca muchos cambios (nueva vida, nueva vivienda, cambios económicos), y la necesidad de tomar muchas decisiones en un momento de gran tristeza, confusión y estrés. Por eso, a veces, las partes se ven incapaces de resolver sus problemas y se ven inmersos en  interminables procesos judiciales que deterioran la relación y aumentan el conflicto.

Muchas veces no sabemos gestionar nuestros problemas y, además, el proceso judicial no siempre es el más adecuado para resolver conflictos, sobre todo familiares.

Picnic

Deja un comentario