¡Mamá ahora me enfado y no respiro!

 

No podemos estar más contentos, Akka Psicología comienza a colaborar con Granada Family. En este primer post nos hablan de la inteligencia emocional y de la  importancia de la educación emocional para los niños/as.No nos enrollamos más y os dejamos con el interesante post que han elaborado.

 

No existe un manual que nos indique las pautas para ser el padre o la madre ideal; saber cómo actuar en cada momento, qué palabras escoger, cuándo y cómo establecer los límites permitiendo a su vez  la libertad necesaria  para que nuestro hijo/a crezca  y  se desarrolle en plenitud.

Cada niño es diferente, único y especial. Cada uno de ellos tiene necesidades específicas, atendiendo a su momento vital y a su propia idiosincrasia.  Sin embargo, lo que todos ellos comparten es  que para crecer en confianza  necesitan sentirse queridos, respetados y escuchados.

En los primeros años de vida se conforman los grandes patrones emocionales  que nos rigen. Aprendemos si el mundo es un lugar que quiero explorar o si por el contrario prefiero esconderme y cerrarme a los demás.

Los primeros años de vida son una vida entera. Por eso es tan importante el desarrollo de la inteligencia emocional en los niños y como padres podéis  ayudarles a que aprendan a pensar sobre sus emociones para así entenderlas mejor y gestionarlas.

inteligencia emocional

 

Desde la psicología os damos algunas claves para iniciar a nuestros peques en el mundo de las emociones:

Reconocer y nombrar emociones

Para poder reconocer  nuestras emociones, debemos explicarles qué son, para qué nos sirven y cuáles son las principales. Es muy importante que aprendan que todas las emociones son útiles y necesarias, que nos ayudan en muchas situaciones de nuestra vida.

Podemos servirnos de cuentos, películas o incluso inventarnos algún teatro que vaya presentando las emociones básicas: miedo, tristeza, alegría, vergüenza y enfado. Sería muy útil distinguir entre la parte cognitiva y la fisiológica de la emoción, es decir, qué mensajes me manda mi emoción y cómo la siento en mi cuerpo, para que así cuando ocurra, el niño pueda detectarla con más facilidad.

Así, por ejemplo, el enfado me dice que mi hermano me ha roto el juguete a drede, que quería fastidiarme y no me parece justo. Mi cuerpo se pone tenso, aprieta los puños, el corazón late deprisa, la mandíbula se tensa  y quiero vengarme.

Expresar las emociones de una forma adecuada

Debemos animarlos a que expresen cómo se sienten,  siempre de forma constructiva. Para ello podemos utilizar el termómetro emocional,  un termómetro muy especial que mide la temperatura de las emociones. Con este termómetro el niño será capaz de identificar la intensidad de su emoción de una manera más visual. Aquí os dejamos una  imagen para que lo podáis hacer en casa.

inteligencia emocional

Termómetro emocional que nos proponen Ana y Lidia de Akka Psicología.

 

Es muy importante que  adquieran el concepto de la intensidad de las emociones y que sepan que a un nivel muy elevado de emoción, esta se apodera de nosotros y no nos deja  expresar de manera auténtica lo que realmente queremos o necesitamos.

Comunicación emocional

Como padres, sois el espejo donde se miran vuestros  hijos, el más claro y directo ejemplo de cómo actuar. Nuestra forma de expresarnos modelará la forma en la que lo hagan ellos. Por tanto, si queremos que los peques comiencen a expresar sus emociones, antes debemos hacerlo nosotros.

Compartir con ellos como nos ha ido  el trabajo, si nos hemos puesto tristes o nos hemos enfadado  por algo. Contarles cómo nos hemos sentido, qué hemos pensado y como lo hemos solucionado les servirá para conocer formas de  gestionar las emociones.

Otra clave está en la forma en la que nos dirigimos a ellos, porque no es lo mismo preguntarle cómo le ha salido el teatro  del cole o cómo se ha sentido haciéndolo, ¿verdad?

Desde Akka Psicología os animamos a compartir vuestras experiencias emocionales con vuestros hijos, y a comenzar a utilizar un lenguaje cargado de EMOCIÓN.

 Quienes somos: Somos Ana y Lidia, juntas formamos Akka Psicología, un espacio de psicología dentro de Unomas . Nuestro objetivo es dotar a las personas de las herramientas necesarias para aumentar así su calidad de vida.En nuestro centro nos dedicamos a la evaluación e intervención psicológica con niños y adultos.Realizamos talleres psico-educativos enfocados a diversos grupos de edad.

 

AKKAPSICOLOGÍA

C/ Montalbán s/n(esquina con Carril del Picón)

Si os ha parecido interesante el post, os avisamos que Lidia y Ana ( Akka Psicología) ponen en marcha un Taller de Educación Emocional para niños/as a partir del 13 de octubre.

inteligencia emocional

Deja un comentario